Una gran noche en el lanzamiento de “El umbral del olvido”

Con la asistencia de más de doscientas personas anoche se inauguró la exposición fotográfica “En el umbral del olvido” de Samuel Shats en el Centro Cultural Gabriela Mistral.

Además se lanzó el libro con el mismo nombre en una ceremonia íntima y emotiva. Nos acompañaron los sobrevivientes fotografiados y el embajador de Alemania en Chile, don Rolf Schulze.

Aquí compartimos con ustedes nuestro discurso:

 

PALABRAS EN LANZAMIENTO “El umbral del olvido” de Samuel Shats

 

 

Estimadas autoridades y queridos amigos

Hoy estamos haciendo historia. Por primera vez en Chile contamos con una exhibición fotográfica con los sobrevivientes del Holocausto. Y con un libro que da testimonio de ello. Como dijo Primo Levi: vivo para testimoniar.

Para Fundación Memoria Viva es un honor haber colaborado activamente en el proyecto liderado por Samuel Shats. En el 2009 comenzamos a grabar a los sobrevivientes judíos que se habían albergado en nuestro país. Lo recuerdo bien, nuestra primera entrevistada fue la señora Eva Block, quien aparece retratada en El umbral del olvido. Hoy, seis años más tarde, tenemos en nuestros archivos a cerca de 120 personas. Este año, sin ir más lejos, tuvimos el honor de grabar en Vancouver a Adam Policzer quien pasó la guerra escondido con sus vecinos y que tuvo que auto exiliarse tras el Golpe militar. Hace unos meses entrevistamos a Alicia Hochman y Agnes Weber, ambas sobrevivientes de Auschwitz, un campo de exterminio donde la escala de valores del bien y el mal se trastocó. Ambos encuentros fueron íntimos, con recuerdos que se escondían en la mirada, pero también en parte pudimos reparar el sufrimiento. En cada una de las historias hay un mundo que se esconde, existe dolor y pérdidas. Pues también hay vida, pues los sobrevivientes fueron capaces de rearmarse, de hacer de Chile su patria y de hacer familias solida.

Ese es el principal logro de todos ellos. En Europa eran ciudadanos comunes, hoy son chilenos valiosos y extraordinarios. Son nuestros héroes que dan voz a un pasado que muchos quieren borrar de los libros de historia. Justamente Samuel Shats está diciendo que ese pasado es y fue una realidad.

Fundación Memoria Viva también lo está haciendo.

Así como para Samuel es un hito y un orgullo haber fotografiado a estas 32 sobrevivientes, para nosotros es también un hito y un orgullo haber sido parte integral de su trabajo.

Con este libro y exposición en el Gam, estamos dejando un enorme legado a nuestro Chile. Gracias a esta publicación las escuelas, colegios y bibliotecas del país contarán con un registro inédito que solo traerá beneficios en la educación sobre el período de la Segunda Guerra Mundial. En eso está hoy la fundación que represento, Memoria Viva, estamos trabajando para educar y prevenir la discriminación, generar herramientas educativas que permitan al profesor mejorar las conductas cívicas de sus alumnos. Gracias a este libro, tenemos la oportunidad de contribuir a este proyecto educativo.

Esperamos que los visitantes al Gam se compenetren con estas imágenes, logren entender que el dolor traspasa cualquier tipo de país, religión o cultura.

Quizás que el dolor es el sentimiento más universal que contamos.

Pero también, creo yo, la esperanza es más fuerte que ese dolor.